Certificación de cosmética BioVidaSana

Últimos artículos

Natural, ecológico y vegano/¿Es certificación todo lo que reluce?/BioVidaSana y NATRUE en BioCultura Madrid 2022

La cosmética natural vende. Muchos consumidores queremos utilizar productos cosméticos que sean buenos para nuestra piel y respetuosos con el medio ambiente. Las empresas lo saben, e intentan unirse a este movimiento. Sin embargo, y por sorprendente que pueda parecer, la cosmética econatural no está regulada por la ley -como sí lo está la alimentación ecológica. La combinación de este aumento del interés con la falta de regulación ha producido una gran confusión en el sector de la cosmética; no solo para los productores, sino también para los consumidores. Hoy en día podemos encontrar cosmética natural, otra que dice ser natural pero que no lo es, o no lo es del todo… Hay cosmética certificada por terceras partes acreditadas, y también hay sellos de certificadoras falsas o productos que se venden con logos vacíos de contenido… ¡Hay de todo! CONFUSIÓNA esto su suma otro problema: ¿Cómo saber qué es “natural” y qué es “ecológico”? No todo el mundo tiene la misma idea. Una persona puede decir: “Este producto es 100% natural”. Y otra puede decir lo mismo, pero es posible que no estén hablando de la misma cosa. Por eso es necesario que a la hora de definir un producto como “natural” o “ecológico”… se haga en función a una norma aprobada, pública y de fácil consulta. QUE SE CUMPLAN LOS REQUISITOSTambién es importante que alguien compruebe que se cumplen todos los requisitos de la norma, en todos los aspectos: desde el origen de los ingredientes utilizados, hasta el método de obtención, las fórmulas o el proceso de fabricación. Todo ello debe comprobarse siguiendo unos protocolos establecidos por parte de organismos de certificación acreditados. ¿Para qué? Para que pueda demostrarse, entre otros requisitos, tener personal especializado en esta tarea o no tener conflicto de intereses a la hora de llevar a cabo su función. PRODUCTOS CERTIFICADOSDetrás de un sello de un producto cosmético certificado profesionalmente, hay un trabajo detallado y exhaustivo que permite ofrecer una garantía muy fiable a los consumidores. Hay normas (reales) diferentes, verificadas por certificadoras distintas, pero todas las certificaciones serias tienen en común lo descrito anteriormente: son públicas, pueden consultarse y están sometidas a un control riguroso. BIOVIDASANA Y NATRUEDos de las normas de cosmética más implantadas en España, BioVidaSana y NATRUE, harán una presentación conjunta en la próxima edición de BioCultura en Madrid, para explicar los principios que tienen en común y por qué la certificación (verdadera) es un valor añadido a la cosmética natural. ACTIVIDAD EN BIOCULTURA MADRID NATURAL, ECOLÓGICO Y VEGANO. ¿ES CERTIFICACIÓN TODO LO QUE RELUCE?, POR BIOVIDASANA Y NATRUEViernes, 4 nov. 12’45h. Show Room EcoestéticaPaula Gómez de Tejada. Periodista experta en Gobernanza y DDHH. Directora de comunicación en NATRUE. Anteriormente, cubrió información desde algunos países europeos, y trabajó de consultora en EE.UU.Nuria Alonso Villalón. Directora de certificación cosmética BioVidaSana.Organiza: NATRUE AISBL (www.natrue.org) y BIOVIDASANA (www.biovidasana.org) Publicado en El Ecomensajero Digital  

Leer completo »

AINA DE MÖ/Ynma Lázaro: “No ofrecería a los demás aquello que yo no me pondría”

Ynma es la creadora y formuladora de la línea de productos de Aina de Mô, así como del método smartMakeup®, otra manera de entender el maquillaje bio-vegano, basado en la máxima versatilidad y multifuncionalidad. Aina de Mô estará en BioCultura Madrid 2022. -¿Qué ha cambiado en vuestra empresa desde que empezasteis?-Cuando empezamos, en enero de 2014, no nos conocía nadie y, además, por aquel entonces, que fuéramos una marca de maquillaje 100% natural y vegana, con tarros de vidrio reutilizables y recargas, hacía que nos vieran un poco como “los locos de la colina”. Ahora, apenas 9 años más tarde, todo eso es trending topic. Ya ves qué cosas. Nosotros somos los mismos, pero lo más bonito es que ya nos conoce mucha más gente; gente que vibra como nosotros y a la que es un placer atender y asesorar. COSMÉTICA ECOLÓGICA-¿Por qué os decidisteis en su momento por la cosmética ecológica certificada?-Por lo que respecta a la cosmética, por necesidad de crear yo misma el maquillaje que no encontraba. Por lo que respecta a ecológica, por mis valores y hábitos personales. No ofrecería a los demás aquello que yo no me pondría. Tampoco me sentiría cómoda utilizando ingredientes o métodos que están acabando con la salud del planeta. Por lo que respecta a certificada, creo que con la cantidad de publicidad falsa o semi-falsa que nos inunda, es importante que l@s usuari@s tengan algún tipo de garantía de que lo que se les cuenta es fidedigno. La inspección y verificación por parte organismos certificadores, ajenos a la empresa, es una forma de decirle al público que tu marca apuesta por la transparencia. Evidentemente, como en todo, hay organismos con valores más estrictos que otros. -¿Cómo ves el sector en la actualidad? ¿Hacia dónde se dirige?-Yo creo que se dirige claramente hacia lo saludable y hacia lo natural versus lo sintético. La cosmética eco es uno de los sectores en alza, a pesar de las dificultades añadidas que tiene el utilizar ingredientes 100% naturales, y a pesar de que los sectores más farma se resisten a cantar nuestras alabanzas. Pero la opinión pública se va sumando a nuestras propuestas “in crescendo”. GREENWASHING-¿El greenwashing es uno de los peores problemas ante os lo que os tenéis que enfrentar?-La verdad es que es un engaño a voces que la legislación no parece esmerarse por evitar. Está pasando a plena luz, y en grandes superficies. Lo peor no es la competencia a base de mentiras (que también), sino el hecho de que se aprovechan de que la gente que quiere cuidarse con productos naturales, y que no siempre tiene tiempo o ganas de investigar lo que compra, no puede imaginar que un producto legal en un mercado regulado pueda falsear lo que dice que te vende. Hay mucha gente que no tiene inconveniente en utilizar productos que no sean naturales, y me parece correcto que haya mercado para todos los gustos. Pero lo que no me parece correcto es que la gente que sí busca productos naturales acabe comprando aquello de lo que intenta alejarse, porque se hace publicidad engañosa impunemente. -¿Nos podéis hablar de vuestra certificación?-Nosotros certificamos todos nuestros productos con BioVidasana-BioInspecta, y puedo aseguraros que la minuciosidad con la que revisan cada detalle… no es de este mundo, jajaja. Mira que yo soy quisquillosa, me miro y me re-miro todo mil veces. Pero si se me escapa algún orden cuantitativo en los INCI, o hasta un error tipográfico en los nombres científicos, ¡me lo detectan! Para mí, además de una certificadora, son una escuela de la que aprendo. Gracias a su gran labor, lo tengo todo más que impecable. NOVEDADES-¿Presentaréis alguna novedad en BioCultura Madrid 2022?-Presentaremos la versión del Voyage Nutritif a la menta extrema. Es tan refrescante que yo digo que es como llevar la piel de viaje a Alaska por unos segundos. -¿Cómo imaginas vuestra empresa en los próximos años?-Ayudando, asesorando y contribuyendo a que cada vez más personas consigan sanear su piel y sentirse a gusto con el aspecto de su rostro. Entendemos el maquillaje como una herramienta de crecimiento personal. EN BIOCULTURA MADRID MAQUILLAJE INTELIGENTE BIOVEGANO: SMARTMAKEUPSábado, 5 nov. 15’45h. Show Room EcoestéticaYnma Lázaro Galcerán. La creadora de la línea, hará una introducción al concepto de SMARTMAKEUP by Aina de Mô. Otra manera de entender el maquillaje bio-vegano, basado en la máxima versatilidad y multifuncionalidad. Organiza: AINA DE MÔ MENORCA-BARCELONA. www.ainademo.com Publicado en El Ecomensajero Digital  

Leer completo »

MÜNNAH NATURAL COSMETIC/Nuria Téllez: “Münnah es un proyecto personal que surgió tras un problema de salud”

Nuria Téllez es la directora técnica del Laboratorio Ecológico, donde se elabora artesanalmente la marca Münnah Natural Cosmetic. Es, además, CEO de la empresa. Se Licenció en Farmacia por la Universidad Complutense de Madrid, e hizo un master en Cosmética y Dermofarmacia. Tiene asimismo un título universitario de experto en plantas medicinales. «Me entusiasma el poder de la naturaleza para cuidarnos desde el respeto a nuestra salud y por supuesto respetando también nuestro medio ambiente. Me encanta formular y aportar soluciones a los problemas que se nos plantean”, señala. Münnah Natural Cosmetic estará en BioCulturaMadrid 2022, en el estand 356. Nuria presentará 2 charlas en el Showroom de EcoEstética: una de cuidado íntimo femenino y otra de cuidado capilar. -¿Qué es Munnah Natural Cosmetic? ¿Qué historia hay detrás de la empresa?-Münnah es mi proyecto personal, que surge gracias a un problema importante de salud que tuve hace ya más de 10 años.  Empecé a investigar y profundizar sobre los ingredientes tóxicos en los productos de higiene y cosmética que usamos a diario, además de los tóxicos presentes en los alimentos, no sólo en los procesados, sino también el los productos agrícolas debido al uso de pesticidas, insecticidas, etc. De ahí la gran importancia de que tanto nuestra alimentación como los productos que elaboramos no sólo sean naturales, sino también ecológicos. LAS DIFERENCIAS-¿Qué dirías que es lo que caracteriza a los productos de vuestra empresa de otros productos de firmas afines?-En el laboratorio sólo utilizamos materias primas naturales y ecológicas certificadas; evitamos al máximo materias transformadas aunque tengan origen natural. Por dos motivos, para asegurar la conservación de las propiedades terapéuticas de la materia prima, y para evitar que haya cualquier traza de tóxicos en esa transformación de materia prima de origen natural. Buscamos eficacia en el producto y también evitar cualquier duda de toxicidad. -¿Cómo veis el mundo de la cosmética ecológica en la actualidad y qué diferencias hay con el momento en que empezasteis?-Afortunadamente hoy en día hay más información y cada vez más hay más inquietud por saber. Aún queda mucho, pero ya se avanza. Y hay más laboratorios que apuestan por productos saludables y respetuosos con el medio ambiente. Es una buena noticia para todos. Pero, ojo, también hay otros laboratorios que se suman al reclamo “natural” y/o “ecológico”, pero tristemente no lo son. Y no existe ninguna ley que lo regule. Por lo que, si el consumidor quiere saber si es o no natural y/o ecológico, debe leer el INCI (la lista de ingredientes detallada). DISTRIBUCIÓN CONVENCIONAL Y ONLINE-¿Cuál es vuestra forma de distribución?-Vendemos directamente en tiendas especializadas del sector: tiendas de cosmética ecológica, herbolarios, farmacias, centros de estética, y en general tiendas ecológicas. También tenemos tienda online propia, www.munnah.es -¿Qué certificación tenéis y por qué la habéis elegido?-Después de informarnos sobre los sellos ecológicos que existen en el mercado, claramente elegimos el de BioVidasana, porque su Norma es la más se ajusta a nuestra filosofía, son rigurosos y estrictos para asegurar la salud de las personas y del medio ambiente. LA JOYA DE LA CORONA-¿Cuál es la joya de la corona de vuestra producción? ¿Por qué?-Es una pregunta muy difícil, escoger entre «mis hijos”. Te puedo decir que los productos que nos han dado más satisfacción por lo que están ayudando a las mujeres… son los de nuestra línea íntima femenina. También estamos muy orgullosos de nuestra línea facial, que fueron los primeros productos con los que empezamos Münnah. Y siguen siendo muy demandados nuestra crema regenerante (Esencia) y nuestras cremas premiadas: Hidratación para piel mixta y la Crema de noche Luz de Münnah (esta es una joya). -¿Cómo veis el sector ecológico en la actualidad? ¿Y el de la cosmética certifcada, en concreto?-Como te comentaba, afortunadamente para la salud de las personas y el medio ambiente… está en alza, pero aún queda mucho por recorrer, mucho por informar, y, sobre todo, por aprender a discernir entre la información y la desinformación. Me refiero al “greenwashing”. Hay productos que nos dicen que son naturales y/o ecológicos pero no lo son. Aun así, confío en que la inquietud del consumidor le haga informarse adecuadamente para que elija lo que desee sin engaños, ya sea natural o no. Respecto a la cosmética certificada, en mi opinión personal veo muy importante que nos revisen y certifiquen, pero pienso que deberían existir leyes y que todas las certificadoras tuvieran la misma Norma, para asegurar que cuando un producto es ecológico cumpla los mismos criterios sea cual sea la certificadora. ACTIVIDADES DE MÜNNAH NATURAL EN BIOCULTURA MADRIDSHOWROOM ECOESTÉTICAViernes 4. 15h. Recupera y cuida tu pelo naturalmenteSábado 5. 12:45h. Cuidado íntimo femenino MÁS INFOLaboratorio Ecológico Sana S.LMünnah Natural Cosmeticsc/Hispanidad 2328609 Sevilla la Nueva (Madrid)Tel. 91 299 2338www.munnah.esinfo@munnah.esMovil y whatsapp: 622 765 385 Publicado en El Ecomensajero Digital  

Leer completo »

ALOE VERA INTERNACIONAL/Jimena Martínez: “Seguimos un riguroso control de calidad para que cada producto sea verdaderamente cosmética fresca”

Se llama Jimena Martínez Fiorenzano. Es licenciada en Biología y responsable técnica de Aloe Vera Internacional. Vive inmersa en un estilo de vida lo más natural posible y apostando por los beneficios de los recursos naturales. Es amante de la cosmética natural y de la fabricación propia de productos de higiene y cuidado personal. -¿Qué es Aloe Vera Internacional?-Aloe Vera Internacional S.A (AVISA) es una empresa familiar, de capital íntegramente majorero, que lleva ya más de 27 años constituida. «La Fábrica del Aloe» es el nombre con el que se conoce localmente las instalaciones en las que se realiza todo el proceso de elaboración y envasado de nuestros productos de aloe vera, desde el momento de su construcción en 1998. Han pasado ya más de 20 años desde entonces, lo cual demuestra que es la fábrica que más tiempo lleva ininterrumpidamente dedicándose a este trabajo en Fuerteventura y una de las más antiguas de Canarias. Nuestra empresa dispone de unas 2 hectáreas dedicadas al cultivo de plantas de aloe (unas 17.560 plantas), lo que garantiza el control sobre la calidad de la materia prima y del producto final. Todas las plantas de aloe vera que se utilizan en el proceso de elaboración se cultivan de forma ecológica, disponiendo de Certificado de Agricultura Ecológica (ROPE nº 1705 P). LA MATERIA PRIMA-¿Qué caracteriza los productos de vuestra empresa?-Nuestros productos se caracterizan por llevar como materia prima el ingrediente ecológico certificado de aloe vera de producción propia. Seguimos un riguroso control de calidad para garantizar que cada producto sea verdaderamente cosmética fresca. -¿Quiénes son vuestros clientes y qué buscan en vuestros productos?-Nuestros clientes son personas concienciadas con el cuidado y el respeto por el medio ambiente, al igual que aprecian sus virtudes y bondades. Ven en la naturaleza y sus recursos una fuente de nutrientes que les ayudan al cuidado y nutrición de sus cuerpos. Buscan frescor, naturalidad y bienestar. LA DISTRIBUCIÓN-¿Cuál es vuestra forma de distribución?-Hemos elaborado un producto exclusivo, de ahí el nombre de la línea Aloe Exclusive, que distribuimos de manera personalizada en las instalaciones de la fábrica para sus visitantes, una tienda en el aeropuerto de Fuerteventura y de manera on-line a través de nuestra web. -¿Qué certificación tenéis?-Hemos certificado como ecológicos (categoría I) con Bio-Inspecta/Norma BioVidaSana nuestros productos de elaboración propia, como lo son los geles y el extracto, aprovechando la materia prima de aloe vera de gran calidad. Las cremas son naturales con el ingrediente de aloe vera ecológico (categoría II). Hemos querido certificar nuestros productos porque apostamos por la transparencia en la calidad de éstos y así poder garantizar al consumidor su beneficio y aporte para el cuidado de manera natural. ALOE VERA-¿Qué tiene el aloe vera que la hace una planta tan especial para la cosmética?-Como todas las plantas suculentas, el aloe concentra un altísimo porcentaje de agua en su interior, de hecho, el 95,5% de la planta está compuesta de agua y sólo el 4,5% restante de otros componentes sólidos. Este hecho es crucial para explicar el sorprendente poder terapéutico del aloe, pues el agua es el vehículo idóneo en el que se disuelven el resto de las sustancias biológicamente activas. Hasta el momento se han descrito más de 200, que mejoran el funcionamiento cotidiano de nuestro organismo-Vitaminas.-Sales minerales y oligoelementos.-Aminoácidos.-Enzimas.-Mono y Polisacáridos.-Antraquinonas.-Saponinas.-Esteroles Este hecho hace del aloe un producto altamente enriquecido utilizado desde la antigüedad para el cuidado de piel y cabello principalmente. FUERTEVENTURA-¿Qué significa para vosotros producir en ecológico desde Fuerteventura? ¿Ventajas y desventajas?-Para nosotros producir en ecológico desde Fuerteventura significa darle valor a nuestra tierra, que, aunque árida y desértica, nos provee de recursos altamente nutritivos y de calidad como lo es el aloe vera. Es dar a conocer algunos de nuestros recursos naturales que pueden ser de gran contribución en la industria cosmética a nivel local, pero también a nivel nacional e internacional. -¿Cómo veis el sector ecológico en la actualidad? ¿Y el de la cosmética certificada, en concreto?-Actualmente vemos que el sector ecológico ha empezado a tener más visibilidad y auge en los mercados, tanto cosmético como alimentario. En el caso que nos atañe, que sería el sector cosmético, vemos que cada vez se trabaja más en pro de reducir los vacíos legales respecto a ingredientes permitidos y productos que verdaderamente no sean nocivos para la salud del planeta y de nuestro organismo, tanto a corto como a largo plazo. Publicado en El Ecomensajero Digital   MÁS INFOAloe Vera Internacional S.A (Avisa S.A)Carretera general del Sur Km. 30Tuineje-Fuerteventura Las PalmasTeléfonos 928164240  6699822107Mail: ventas@aloeveraexclusive.comWeb: www.aloeveraexclusive.com

Leer completo »

De la norma al certificado: cosmética ecológica y natural con sello BioVidaSana

El proceso de certificación permite demostrar que los productos cosméticos fabricados y/o distribuidos cumplen los requisitos de la Norma BioVidaSana, que fija los criterios para la elaboración de productos cosméticos con ingredientes de producción ecológica y natural. En este artículo explicamos en primera persona cómo surgió esta certificación y de qué se trata el proceso. La certificación para la cosmética econatural ha llegado más tarde que la certificación para el sector agroalimentario y es más complicada. Ya para empezar porque hay cosmética natural, que se distingue de la convencional, y dentro de ésta, está la cosmética ecológica, si contiene cierto porcentaje de ingredientes ecológicos. En alimentación solamente hay dos opciones: convencional o ecológico.Vender cosmética econatural certificada es complicado también, porque al ser un sector no regulado oficialmente, las marcas certificadas tienen que competir en el mercado con otras que hacen uso de los términos propios de la cosmética natural, pero sin serlo, o sin serlo totalmente.En este contexto, nació la certificación BioVidaSana. Hace unos 10 años, la Asociación Vida Sana se dio cuenta de que se debía restringir la asistencia a sus ferias BioCultura a empresas de cosmética certificada, para que los expositores de cosmética pudieran ofrecer unas garantías y unos criterios comunes sobre lo que se entiende por cosmética econatural, igual que los expositores de alimentación ya ofrecían. En aquel momento las opciones de certificación eran pocas y muy caras para los pequeños laboratorios, los artesanos y las pequeñas marcas. Así, Vida Sana nos pidió a Biocertificación S.L., que somos una entidad experta en certificación internacional de productos ecológicos, colaborar para crear una norma de cosmética y para que pusiéramos en marcha un sistema de certificación. De este modo, comenzamos la aventura, y en ella seguimos actualmente.      FUNCIONAMIENTO Y RETOSLa Asociación Vida Sana ejerce una labor de apoyo y promoción a las empresas certificadas según la Norma BioVidaSana, que fija los criterios que tendrán que cumplir los operadores que se dediquen a elaborar productos cosméticos con ingredientes de producción ecológica y natural. Por ejemplo, se distinguen entre ingredientes naturales y ecológicos y los ingredientes permitidos y prohibidos en ambas categorías, ecológica y natural, son los mismos: no se permiten OGMs, ni ser testados en animales, tampoco nanopartículas ni solventes petroquímicos en general, ni radiación ionizante. Todos los ingredientes tienen que haberse producido sin dañar el medioambiente, pero para pertenecer a la categoría ecológica tienen que contener ingredientes ecológicos certificados. Desde Biocertificación S.L. nos encargamos de la labor de control, aprobación de ingredientes, productos y etiquetas y revisión de criterios e información al sector. Y por último, la certificadora suiza bio.inspecta emite los certificados para las marcas y empresas certificadas.El control que se ejerce sobre las empresas certificadas es muy riguroso. Se revisan todos los ingredientes y su documentación técnica de modo muy detallado, comprobando que cumplen con los Criterios para la aprobación de ingredientes de BioVidaSana y con la legislación de cosmética. Una vez aprobados los ingredientes se revisan las fórmulas para comprobar requisitos como que solo contengan los ingredientes aprobados; que todos los ingredientes que a su vez están compuestos de varios ingredientes se declaran todos en la fórmula o que los % son correctos, entre otros. Después se revisa la etiqueta (lista de ingredientes, indicaciones legislativas obligatorias y comprobar reclamaciones verdaderas como puede ser la de un producto es hipoalérgico, o que un ingrediente es local) y se comprueba que todas las características sean correctas. Por último, se hace la inspección para verificar las condiciones en que se almacenan y se producen los productos. Una vez aprobado, se emite el certificado que dura un año. Como decíamos, es un proceso riguroso, pero al mismo tiempo tratamos de orientar lo mejor posible, a cada paso, para que si se descubren aspectos a corregir, se hagan, puedan cumplir con los requisitos de la Norma y su certificación y puedan seguir mejorando sus productos y como empresa.  El proyecto BioVidasana está pensado desde el principio para ayudar a que las pequeñas empresas comercializadoras y fabricantes puedan tener acceso a la certificación, y en eso continuamos, trabajando para que este proyecto tenga cada vez mayor alcance. El perfil de las empresas certificadas es diverso, ahora ya después de varios años, pero predominan las marcas que son la iniciativa de una o unas pocas personas emprendedoras, en muchos casos que provienen del medio rural, que tienen una idea y luchan para sacarla adelante.Llevamos una larga trayectoria trabajando en certificación e inspección de producciones ecológicas, pero la cosmética tiene sus propios retos. Uno de ellos es la legislación: es compleja y el proceso para sacar un producto al mercado es arduo. Por ejemplo, los productos tienen que pasar una serie de pruebas: de estabilidad, de eficacia de los conservantes, etc. y deben registrarse en el Portal Europeo CPNP. Y desde el punto de vista de la certificación, su característica es que la revisión documental debe ser mucho más detallada que en alimentación: hay que revisar cuidadosamente ingredientes muy variados, tanto por su origen como por su método de obtención; hay también que conocer el porcentaje de cada uno de ellos para saber el orden en que deberán colocarse en la lista de ingredientes en la etiqueta o hay que revisar en detalle su documentación técnica, fórmulas y etiquetas, antes de hacer la inspección y de otorgar la certificación. Por eso es necesario conocer la legislación a fondo, tanto para producir como para certificar. En la web BioVidaSana https://cosmeticabiovidasana.org/ hay mucha más información para conocer más sobre la Norma, los requisitos y las empresas certificadas. Además, hay una amplia sección de noticias sobre las empresas certificadas y sobre información relativa a la cosmética econatural, que seguro, invitan e inspiran a conocer y probar los productos certificados de BioVidaSana.     La certificación BioVidaSana ofrece 4 sellos diferentes, según el tipo de producto certificado:  Sello Bio: para productos cosméticos ecológicos o con cierto % de ingredientes ecológicos Sello EcoPlus: es un reconocimiento para marcas que solamente venden productos certificados, más del 80 % de los

Leer completo »

Los claims en cosmética

Un “claim” o “reivindicación”, como sería en castellano,  es un término que se usa en el etiquetado y publicidad de los cosméticos para tratar de realzarlos y de llamar la atención de los consumidores sobre sus valores. No forman parte de la información obligatoria que establece la legislación de cosmética aunque tampoco están prohibidos pero, si se usan, no se puede poner cualquier cosa que a la empresa se le ocurra. En la página web de la AEMPS se encuentra publicada una guía para la aplicación de la legislación sobre este aspecto: https://www.aemps.gob.es/cosmeticos-cuidado-personal/docs/doc-tec-reivindicaciones-cosmeticos.pdf?x42382 Uno de los requisitos que deben cumplir los claims en cosmética según explica esta guía, es su imparcialidad; por eso no están de acuerdo con que se usen claims como “sin parabenos” “sin fenoxietanol”, etc. porque esto implica que los parabenos, fenoxietanol, etc puede ser perjudiciales en algún sentido, y para los que establecen la legislación, todos los ingredientes autorizados son seguros si se usan conforme al Reglamento. Lo mismo se podría aplicar al término “Toxic free”, que se puede encontrar en algunos productos cosméticos: para las autoridades competentes no es correcto, pues implicaría que hay otra cosmética que puede ser tóxica. A las entidades de certificación de cosmética econatural no nos preocupa que se diga “paraben free”, por ejemplo, aunque sí avisamos a las marcas certificadas de que este claim la legislación no lo permite. Sin embargo, hay otros términos, que tampoco nos parece bien a nosotros que se digan, como “Toxic free” porque es un término demasiado general, hasta el agua es tóxica si te bebes cuatro litros, y un cosmético, por muy natural que sea, puede ser tóxico para una persona que sea alérgica a uno de sus ingredientes.  Y en este mismo ámbito, términos como “100 % sostenible” no tienen sentido, porque ¿cómo se mide la sostenibilidad para concluir esa cifra del 100 %? Las cifras que se indiquen en las etiquetas tienen que tener significado. Otro claim que se usa mucho es el de  “Zero waste”, pero no hay ninguna actividad que llevemos a cabo los seres humanos que no genere algún residuo; otra cosa es que éstos sean los mínimos posibles, biodegradables o reciclables, etc. En el afán de destacar los productos que se venden, se hacen muchos claims de este estilo, exagerados, sin sentido o directamente falsos. Sin embargo, cuando los claims son reales y justos, son una información muy valiosa, que se aporta a modo de mensaje super-concentrado, en una etiqueta que suele ser pequeña, que tiene que incluir toda la información obligatoria y que además tiene que intentar destacar el producto en un mercado muy competitivo mediante un diseño atractivo y el uso de los claims más apropiados. Toda la cosmética debe cumplir con el requisito de usar claims correctos y que se puedan demostrar, pero si además la marca está certificada, tendrá la ayuda del control de la entidad de certificación, que deberá confirmar que pueden usar los claims que se usan. En este sentido, en la certificación BioVidaSana comprobamos que no se hacen claims vacíos de contenido ni que no sean rigurosamente ciertos, y entendemos que este control supone una garantía adicional para los consumidores. Y así, por ejemplo, se comprueba que si una marca dice usar “aloe vera de producción propia” es así realmente, hasta se ha visto la plantación. Si se dice que algún ingrediente es de origen local o se indica específicamente el país de origen de algún ingrediente, por la documentación del proveedor se comprueba que es así. Si una crema solar indica que tiene un Factor de Protección Solar (FPS) de 50, o 30, etc., tienen que haberse hecho estudios que lo demuestren; así como todos los claims sobre las propiedades para la piel del producto tienen que haberse testado y los tests tienen que haber dado buenos resultados:  hipoalérgico, para pieles sensibles, dermatológicamente testado, apto para bebés, reduce manchas, protege de la contaminación, protege de la luz azul (de las pantallas), etc. Los tests para demostrar la exactitud de los claims son caros, y si el resultado no es el esperado, por ejemplo, si el FPS no es tan alto como se buscaba, o hay que reformular el producto, con el retraso en la puesta en el mercado que esto implicaría, o habría que eliminar el claim de la etiqueta. Por eso, a veces hay la tentación de usar claims sin las correspondientes verificaciones; pero si un claim tiene un significado real, aporta información muy útil para elegir que producto cosmético queremos comprar, y si el producto está certificado BioVidaSana, los consumidores pueden estar seguros de que el contenido del claim se ha revisado. Autoras: Nuria Alonso, Certificación BioVidaSana y Montse Escutia, Proyecto Ecoestética Publicado en BioEcoActual

Leer completo »

COSMÉTICA Y CAMBIO CLIMÁTICO

Sabemos que nuestra alimentación es responsable aproximadamente de un tercio de los gases con efecto invernadero que se emiten a nivel mundial. Pero ¿y nuestros cosméticos? Huella de carbono de la cosmética La huella de carbono es la cantidad de gases con efecto invernadero (GEIs) que emite un determinado proceso en todo su ciclo. Aunque no todos los gases sean CO2, se traduce al llamado CO2 equivalente para poder comparar. No hay cifras públicas sobre ello. Seguramente no resulta fácil calcularlo ya que el mundo de la cosmética es complejo y engloba muchos tipos de productos y diferentes procesos industriales para su obtención.Muchos de los productos intermedios que se utilizan como coadyuvantes para obtener ingredientes de la cosmética convencional, y en gran medida de la pseudo-natural, tienen una importante huella de carbono. Un ejemplo es el omnipresente óxido de etileno, que se usa para casi todo. Además de su efecto tóxico para el organismo, emite gases de efecto invernadero y su proceso de producción es muy contaminante para el aire, donde permanece entre 69 a 149 días, y según el viento, puede transportarse lejos de la fuente de emisión.Pero hay algunos aspectos que son comunes a la mayoría de los procesos y que nos pueden servir para orientarnos. El primero es la energía utilizada durante el proceso de producción, tanto de las materias primas como del producto final. Un estudio calculó que el uso de 1kg de manteca de karité en productos cosméticos tiene una huella de carbono 10.374 kg de CO2eq, un 75% de los cuales se debe al sistema tradicional de extracción de la manteca que tuesta la almendra quemando leña. Si se sustituye este proceso por la presión en frío se reducen en gran medida las emisiones y se obtiene un producto de mejor calidad. Gasto energético y transporte Una pastilla de jabón emite aproximadamente 700 Kg de CO2. Una parte importante se atribuye al gasto energético durante el proceso de formulación y saponificación. Pero también tienen un impacto no despreciable, los fertilizantes utilizados en el cultivo a partir del cual se obtiene el aceite para elaborar el jabón. Si en lugar de un aceite convencional se usa un aceite ecológico, las emisiones se reducen sustancialmente. Tampoco es lo mismo si se trata de un aceite de oliva de proximidad o un aceite de palma o de coco de la otra punta del mundo.El transporte es una de las actividades más contaminantes y que mayor cantidad de GEIs emite. Comprar cosmética de empresas locales es una manera de reducir nuestra huella de carbono. Y lo mismo pasa con los envases. Cuanto mayor sea el número y el volumen del envase peor. Respecto a los materiales no hay un consenso claro así que la mejor opción es que sea el mínimo posible. ¿Y en las aguas? Otro factor que a veces puede pasar desapercibido es el impacto de los productos cosméticos en los océanos. La vida marina es un importante sumidero de carbono que se acumula en el fondo cuando animales y algas mueren. Pero en los últimos 70 años hemos perdido el 50% de la vida marina debido a la contaminación. La oxibenzona es un filtro solar usado en cosméticos. 70.000 toneladas de oxibenzona bastarían para matar a toda la vida de los océanos y en los cosméticos se utilizan 20.000 toneladas. Como resumen, aunque no existen muchos estudios sobre la huella de carbono de un cosmético, podemos deducir sin equivocarnos mucho que la mejor opción es la cosmética econatural, producida localmente, a partir de materias primas de cultivo ecológico y con el mínimo de envasado. Autoras: Nuria Alonso, Certificación BioVidaSana y Montse Escutia, Proyecto Ecoestética Publicado en BioEcoActual

Leer completo »

PROTECTORES SOLARES CON PANTALLAS FÍSICAS

Los protectores solares contienen como principales principios activos sustancias que nos protegen de los rayos solares. Muchos consumidores responsables ya saben que hay principios activos químicos, y que es mejor evitarlos porque pueden tener consecuencias sobre la salud a largo plazo, y otros físicos que son los que utiliza la cosmética certificada. Ingredientes de los protectores solares de pantalla física Actualmente hay dos ingredientes de origen mineral que se utilizan mayoritariamente como pantallas físicas en las formulaciones econaturales de los protectores solares: el óxido de zinc y el dióxido de titanio. En principio son minerales naturales e inocuos cuando nos los ponemos sobre la piel. Pero hay algunos aspectos que es interesante que preguntemos sobre nuestro protector solar respecto a estos ingredientes: Tamaño de la partícula Para asegurarnos que no está en formato de nanopartícula. La nanopartícula tiene un tamaño tan pequeño que la piel la absorbe, una partícula se considera nano si es menor de 100 nanómetros = 0,0001 mm. A menudo las cremas que contenían estos ingredientes en forma no nano eran difíciles de extender y producían una especie de emplastos blancos en la piel que las hacían poco atractivas. Ahora el aspecto y facilidad de uso de las cremas con filtros físicos no nano se han mejorado mucho, mezclando estos ingredientes minerales con otros ingredientes naturales que mejoran su textura, o mediante procesos físicos que se le hacen al producto para que quede más fino y más suelto. Saber si se han irradiado La irradiación es un sistema para eliminar patógenos que utiliza residuos radioactivos y que no se acepta en cosmética econatural. Pero a veces el elaborador no sabe si los ingredientes que utiliza se han irradiado o no. Es labor de la certificadora exigir que esto se cumpla. De hecho, ya hay proveedores que están incluyendo este dato en su documentación técnica porque es un requisito exigido por las certificadoras. Contenido de metales pesados Todos los minerales naturales pueden contenerlos y es necesario un control para evitar que su contenido sea demasiado elevado. Confirmar que efectivamente es de origen natural El mineral se extrae de una mina y después se somete a una serie de procesos. Estos procesos pueden ser más o menos agresivos. Asegurarnos que no contiene otros ingredientes Como aditivos tipo antiapelmazantes u otros compuestos. En ese caso han de evaluarse para ver si también son naturales o al menos se pueden aceptar.Si la mina se sitúa en un país en desarrollo o con leyes ambientales y de protección social muy laxas hay que asegurarse de que se han extraído sin abusos en las condiciones de trabajo y derechos laborales y sociales de los trabajadores, especialmente si hay mano de obra infantil. Cosméticos certificados Los cosméticos certificados ofrecen garantías, pero hay algunos aspectos sobre la calidad ambiental y social de los ingredientes utilizados que no todas aplican por igual. Los aspectos más complicados y costosos de una buena formulación, como por ejemplo el estudio del factor de protección solar en una crema solar, el estudio de eficacia de los conservantes, la correcta elección de ingredientes naturales etc. así como el trabajo de la certificadora, en revisar cada detalle, son aspectos difíciles de explicar en las etiquetas, pero implica una gran tarea por parte de los laboratorios certificados y de sus certificadoras.Por eso es muy importante que nos aseguremos que se trata de una certificadora acreditada y meticulosa en su trabajo para que no se escape ningún detalle. Para más información: www.biovidasana.org Autoras: Nuria Alonso, Certificación BioVidaSana y Montse Escutia, Proyecto Ecoestética Publicado en BioEcoActual

Leer completo »

ESTELA CUADRADO (CEO DE ÁRTICA BIO-COSMÉTICA): “¿Es lo mismo la cosmética natural que la ecológica?”

En este texto de opinión, Estela Cuadrado, CEO y fundadora de Ártica Bio-Cosmética, nos ayuda a diferenciar entre lo que es la cosmética natural y la cosmética ecológica certificada. El “greenwashing” está en boga y muchas son las marcas que pretenden vender productos convencionales como si fueran ecológicos. Para defendernos del fraude, conviene aprender a distinguir. Estela Cuadrado nos da algunas claves. Todas las formulaciones cosméticas de la empresa comandada por Estela están certificadas en la máxima categoría de la Norma Biovidasana  Categoría I: Ecológico. En la actualidad, cada vez son más las personas que, preocupadas tanto por la protección del medio ambiente como por su salud, deciden consumir productos sostenibles dentro del mundo de la alimentación, la cosmética y el cuidado personal. Conscientes de ello gradualmente son más las marcas que ofrecen distintos productos naturales, ecológicos, orgánicos y biológicos.  COSMÉTICA NATURALLa cosmética natural, como su propio nombre indica, es aquella creada únicamente a partir de ingredientes presentes en la naturaleza, que pueden ser tanto de origen animal o vegetal. Estos componentes puros y suaves son componentes que, contrariamente a los que contienen los productos convencionales, aseguran la reparación y nutrición de la epidermis a corto, medio y largo plazo.  No obstante, se debe tener en cuenta que no todos los productos naturales son igual de saludables para la piel, ni que todas las marcas que se consideran a sí mismas naturales… lo son. COSMÉTICA ECOLÓGICA CERTIFICADAUn ingrediente de origen natural, como puede ser el aceite de higo chumbo, si no proviene de la agricultura ecológica… lo más probable es que haya sido tratado con fertilizantes y plaguicidas y que durante su proceso de refinado haya sido sometido a escenarios extremos, como las altas temperaturas. Esto hace que muchos ingredientes naturales pierdan parte de sus vitaminas y de su poder antioxidante. Por el contrario, si las materias primas proceden de la agricultura ecológica certificada, al no emplear productos químicos y aceptar un crecimiento lento, con un tratado y procesado respetuoso, los productos mantendrán todas sus propiedades y principios activos. Se ha comprobado que las plantas y frutas cultivadas según las prácticas ecológicas contienen una mayor concentración de antioxidantes y compuestos anticancerígenos, por lo tanto mejoran los resultados en el cuidado de la piel y evitan la aparición de señales como es el envejecimiento. SIN RADIACIONESLa cosmética ecológica, elaborada a partir de ingredientes controlados y certificados, aporta, por tanto, grandes beneficios a la salud y al organismo, siendo la piel el primer receptor y transmisor de todos los principios que las plantas ofrecen. Asimismo, este tipo de cosmética debe estar en línea con la reglamentación de la agricultura ecológica de la Unión Europea, como es la prohibición del uso de radiaciones ionizantes, así como no testar los productos en animales o seguir un proceso de fabricación y distribución con el menor impacto medioambiental posible. VERIFICAR EL ETIQUETADOA la hora de distinguir estos productos ecológicos del resto (“naturales”, convencionales, etc.) es muy importante verificar su etiquetado, que aparecerá bajo el nombre de cosmética ecológica, cosmética “bio” o cosmética orgánica, variación que depende, en mayor medida, del mercado o zona geográfica en la que se adquieran. De la misma manera, a la hora de escoger un producto de belleza y cuidado personal, es esencial fijarse principalmente en dos aspectos: por un lado, en su INCI, es decir el listado de ingredientes reales de los que se compone; y, por otra parte, del sello y certificaciones con las que cuenta, ya que, cuando un producto cuenta con un aval, la certificadora aparece obligatoriamente impreso en la etiqueta. Estela CuadradoCEO y fundadora de Ártica Bio- Cosmética Publicado en El Ecomensajero Digital

Leer completo »

CAL MARGARIT/Joan Cerdanya: “Abordamos todo el proceso de la cosmética desde un prisma totalmente integral/ecológico”

Amante de la Naturaleza y los animales, Joan Cerdanya sigue viviendo en un pueblo de los Pirineos. Un día de verano, paseando con su familia, vio una planta en flor violácea muy bonita y con una fragancia muy agradable. Entonces decidieron aprender cómo poder cultivar y obtener el aroma para sus diferentes usos cosméticos y alimenticios. Aprendiendo, a la vez,  a vivir  un estilo de vida rural. Así nació Cal Margarit. -¿Nos puedes explicar qué es Cal Malgarit?-La selección de productos con lavanda que elaboramos en Cal Margarit te da la oportunidad de disfrutar del inconfundible aroma y las excelentes propiedades de esta planta de la forma más pura y natural, en múltiples posibles aplicaciones. Abordamos todo el proceso a partir de un enfoque ecológico, desde la plantación de la lavanda –con más de cinco hectáreas en nuestros cultivos pirenaicos del Alt Urgell (a 1200 m)– hasta su destilación por el método tradicional de corriente de vapor de agua, para obtener el aceite esencial de lavanda certificado ecológico que ponemos en tus manos con unas condiciones excelentes. Obtenemos nuestro aceite esencial a través de procedimientos artesanos y eficaces, velando en todo caso por exprimir las excelentes propiedades y el aroma de la lavanda en pureza, sin recurrir a ingredientes sintéticos ni químicos. Te invitamos a disfrutar asimismo de los distintos productos con lavanda, las creaciones que elaboramos a partir de esta esencia para aprovecharla en sus aplicaciones cosméticas, aromáticas e higiénicas. Comercializamos una gama de aromas, cosméticos, jabones y más ideas que siempre responden a nuestros firmes principios. COSMÉTICA ECOLÓGICA CERTIFICADA-¿Cómo os decidisteis a apostar por la cosmética ecológica certificada?-La decisión final vino un poco impuesta por el mercado: los consumidores buscan productos cosméticos que ya han pasado un primer corte con las certificadoras de cosmética ecológica certificada. Igual que en la alimentación. Aunque no sería necesario si las grandes marcas no hicieran publicidad engañosa. Al final sigue siendo un coste añadido que encarece el precio del producto final. Nosotros estamos certificados y no hay ninguna duda de que nuestro producto es lo más puro posible. El “greenwashing” de algunas empresas hace mucho daño. Pero el consumidor está despertando… -¿Cómo veis el sector de la cosmética ecológica certificada en nuestro país?-Actualmente, al no disponer de un certificado común, como la eurohoja en alimentación, es demasiado confuso para el consumidor. Pero seguimos batallando y, poco a poco, se van recogiendo los brutos. Ya digo que los consumidores están cada vez mejor informados. -¿Quiénes son vuestros clientes y qué buscan en vuestros productos?-Nuestros clientes son un sector de personas que buscan una historia detrás del producto. No solamente una marca con una inversión en publicidad importante. Buscan algo más y una calidad a prueba de bomba. CERTIFICACIÓN-Hablarnos de vuestra certificación…-Apostamos, en su momento, por BioInspecta. Es la entidad de certificación para la norma BioVidaSana. Su calidad y prestigio están reconocidos a nivel mundial y conseguir la certificación es un trámite largo y un tanto complejo. Los productos de cosmética natural y ecológica que llevan este sello siguen la Norma BioVidaSana y esto implica lo siguiente:  -El producto no lleva perfumes artificiales, derivados del petróleo, conservantes, sintéticos ni sustancias de composición química.  -El producto promueve el consumo responsable, el comercio justo y la producción artesanal.  -El producto no ha sido testado en animales en ninguna fase de su producción. LOS CULTIVOS-¿Nos podéis hablar de vuestros cultivos ecológicos?-A la hora de pedir un aceite esencial de lavanda ecológico, cada vez son más las personas que encuentran en nuestra propuesta justo lo que buscaban: un producto que garantiza las propiedades más puras e intensas a partir de una elaboración natural y respetuosa. Producimos nuestra esencia de lavanda siguiendo los métodos artesanos, velando por el máximo respeto hacia el medio ambiente, así como hacia la salud de nuestros clientes. Podemos hacerlo gracias a que nos encargamos nosotros mismos también de la plantación y la cosecha, en un proyecto agrícola integral que desarrollamos en las tierras pirenaicas del Alt Urgell. Se trata de cultivos certificados ecológicos. A 1.200 metros de altitud. LA LAVANDA-¿Qué tiene la lavanda que la hace tan amada y necesaria?-Con Cal Margarit, no tendrás qué buscar más allá para hallar dónde conseguir aceite esencial de lavanda con garantía directa de un productor ecológico. Nuestro empeño por emplear los procesos más artesanales y cuidadosos se nota en la pureza de nuestro aceite esencial de lavanda ecológico. Por su efecto relajante, calmante y purificante. Es el principal aceite esencial en el botiquín de aceites esenciales puros y ecológicos. Su aroma floral, mediterráneo, fresco y limpio lo hace inconfundible. -¿Cómo imagináis vuestra empresa dentro de unos años?-Esperamos poder entrar en el mercado europeo y añadir los nuevos productos a la gama de cosméticos que estamos trabajando: desodorante, acondicionador para el cabello, protector labial, repelente de insectos… También hemos empezado a usar la flor seca en productos alimentarios certificados ecológicos. En este caso, una cerveza lager aromatizada con lavanda. Carolina SánchezPublicado en El Ecomensajero Digital  MÁS INFOwww.feixescalmargarit.com@lavendercalmargaritinfo@feixescalmaragrit.comTel. 650543351  Publicado en El Ecomensajero Digital

Leer completo »

¿Quieres informarte sobre lo que es de verdad la cosmética natural?

COMPARANDO GELES DE BAÑO Y CHAMPÚS

Aunque en términos de mercado se clasifican en dos categorías diferentes, el gel de baño como producto de higiene personal y el champú como producto de cuidado del cabello, en términos de formulación son dos productos con composiciones muy similares. El principal ingrediente, además del agua, es una base detergente o tensioactivo. Los tensioactivos son sustancias que por sus propiedades físicas y químicas permiten que se creen emulsiones, que es la dispersión de una grasa en agua o del agua en una grasa, aumentan la capacidad del producto para mojar mejor y eliminan la suciedad de superficies formando espuma que arrastra las impurezas y las partículas de grasa.Hay diferentes tipos de tensiactivos: los iónicos que se clasifican a su vez en aniónicos, catiónicos y anfóteros y los no iónicos. Entre los iónicos, los aniónicos son los que tienen mayor capacidad de limpieza y bajo coste de fabricación. Pero también son los más agresivos para la piel y pueden provocar irritaciones. Dentro de esta categoría encontramos algunos de los más utilizados en cosmética convencional como el Sodium Lauryl Sulfate, el Sodium Laureth Sulfate o el Ammonium Lauryl Sulfate.El hecho de que muchos tensioactivos aniónicos sean sulfatos ha provocado que “sin sulfatos” sea visto por algunas personas consumidoras como un indicador de un producto más natural. Esto no es siempre así. La creencia de que deben evitarse todos los sulfatos viene de ingredientes como el Sodium Laureth Sulfate muy utilizado en cosmética convencional por ser un ingrediente muy barato para la industria, y menos irritante que el Sodium Lauryl Sulfate. Puede ser de origen petroquímico o más frecuentemente, derivar del aceite de coco o de palma, pero incluso en este segundo caso, sufre transformaciones químicas muy contaminantes y no se puede considerar un ingrediente natural. Se obtiene por etoxilación a partir del Sodium Lauryl Sulfate.Pero hay otros ingredientes que contienen el término “sulfate”, como el Sodium Coco Sulfate que sí son de origen natural. Los ingredientes en la cosmética natural La cosmética econatural suele utilizar como base detergente derivados de aceites como el de coco, el de palma y el de maíz, principalmente. Estos aceites se someten a diferentes procesos químicos que los convierten en tensioactivos. Es importante que además de obtenerse de un aceite natural, estos procesos no usen ni comporten ninguna reacción que produzca compuestos peligrosos para la salud.Los tensioactivos utilizados pueden ser de diferentes tipos: aniónicos como el Disodium Cocoyl Glutamate o no iónicos como Coco Glucoside, Decil Glucoside, Lauryl Glucoside; o anfóteros como el Myristyl Lactate. Hay algunos otros anfóteros como la Cocamidopropyl Betaine, Sodium Cocoamphoacetate o el Coco Betaine, que suelen utilizarse en cosmética natural, aunque no son 100 % de origen natural.Los tensiactivos anfóteros son limpiadores más suaves con bajo potencial de irritación de la piel y los ojos. Los no aniónicos tienen menor capacidad espumógena y viscosizante que los tensioactivos aniónicos, pero tienen la ventaja de que son excelentes agentes humectantes y apenas alteran la función barrera cutánea. Se utilizan para la limpieza suave y para estabilizar la emulsión.Además de la base detergente se añaden otros ingredientes acondicionadores del pelo o de la piel o de tratamiento como anticaspa, cabellos grasos o secos, pieles sensibles, etc. Estos normalmente se aplican en forma de hidrolatos, aceites o extractos vegetales, como el extracto de avena, entre otros. También se pueden incluir aceites esenciales, vitaminas o derivados animales como la lanolina, la seda, la leche o la miel. Champús ecológicos de Elena Busto y geles de baño de Cosmètics Giura- Tort Comparando dos champús: ecológico certificado y convencional Esta podría ser la fórmula de un champú ecológico certificado:Lavandula Angustifolia Flower Water*, Coco-Glucoside, Glycerin*, Olea Europaea Fruit Oil*, Aqua, Xanthan gum, Lactic acid, Avena Sativa Kernel Extract*, Calendula Officinalis Flower Extract*, Sodium Anisate, Sodium Levulinate, Pelargonium Graveolens Oil*, Citronellol**, Geraniol**Todos los geles y champús contienen un % elevado de agua. En este champú la parte acuosa es un hidrolato, con lo cual se aportan sus propiedades regeneradoras e hidratantes.Por otra parte, se ve que la mayoría de los ingredientes que están en mayor porcentaje en la fórmula, los que están más arriba en la lista y marcados con una * son ingredientes ecológicos.Los tensioactivos, básicos para champús y geles, no pueden considerarse ecológicos porque son de origen natural, pero obtenidos mediante procesos químicos permitidos según los principios de la química verde; y el Coco-Glucoside es un ingrediente 100 % de origen natural.En este producto, todos los ingredientes que pueden ser ecológicos lo son.Entre los demás componentes hay dos extractos, el de avena y el de caléndula. Ambos se producen utilizando un solvente como base a la parte vegetal. En el caso de la avena es la glicerina (es un extracto hidroglicerinado, por eso hay agua también en la fórmula) y la caléndula usa el aceite de oliva como solvente. Ambos ingredientes son calmantes para la piel.El ácido láctico se usa para ajustar el pH y como acondicionador. Y la goma xantana, al ser gelatinosa, ayuda a la formación del gel y también se usa como estabilizador de la emulsión.El aceite esencial de geranio es el ingrediente perfumante. Los ingredientes marcados con dos ** son alérgenos de obligada declaración que contiene el aceite esencial.Los conservantes utilizados: Sodium Anisate y Sodium Levulinate también son naturales, por lo que el champú es 100 % de origen natural.Respecto a la cantidad de espuma, algo muy sobrevalorado por el consumidor final, los tensioactivos tipo Coco-Glucoside (no iónicos) generan una espuma fina y poco abundante, dando la sensación de que limpian poco, aunque esto no siempre es la realidad, puesto que un producto formulado con tensioactivos no iónicos puede ejercer un efecto limpiador del cuero cabelludo y cabello similar a los realizados con tensioactivos derivados de sulfatos (aniónicos).La fórmula del champú convencional sería:Aqua, Sodium Laureth Sulfate, Cocamidopropyl Betaine, Glycerin; PPG-Ceteth-20, Oat Kernel Extract, Oryza Sativa Starch, PEG-18 Glyceryl Oleate/ Cocoate, Alpha-Isomethyl Ionone**, Coumarin**, Limonene*, Hexyl Cinnamal**, Parfum, Phenoxyethanol, Sodium BenzoateLos ingredientes principales son agua y Sodium Laureth Sulfate, del que hemos hablado extensamente en

Leer completo »

COMPARANDO PRODUCTOS DE TRATAMIENTO CORPORAL Y FACIAL

El sector de la cosmética destinada para el cuidado de la piel supone en España un volumen de venta de 3.000 millones de € anuales, siendo la principal categoría con un 32% de las ventas del global de cosmética. En esta categoría encontramos desde una crema antiarrugas hasta una loción para después del afeitado. Las hay de diferentes tipos, pero su objetivo siempre es mejorar, proteger o tratar algún problema de la piel.   Una gran cantidad de productos para el cuidado de la piel tienen como ingredientes principales sustancias grasas. Estas pueden ser de origen natural como los aceites o las mantecas, pero la mayor parte de los productos convencionales usan grasas y aceites derivados del petróleo como las vaselinas y las parafinas ya que son mucho más baratos.Otro aspecto a considerar es la presencia de aceites derivados de Organismos Modificados Genéticamente (OGMs). A nivel mundial, aproximadamente el 28% del aceite vegetal que se produce es de soja, el 13% de colza, el 2% de algodón y también un 2% de maíz. Si tenemos en cuenta que el 83% de la soja, el 80% del algodón, el 30% del maíz y el 25% de la colza producidas a nivel mundial son transgénicas, la posibilidad de que nuestro cosmético incluya un ingrediente transgénico es muy elevada. Además, en cosmética hay muchos otros ingredientes que no llevan el nombre “aceite” pero que derivan de alguna de estas especies vegetales que pueden ser transgénicas o se han producido mediante la intervención de microrganismos genéticamente modificados, con lo que la presencia de transgénicos en la cosmética no certificada es casi segura. Los ingredientes en la cosmética natural Las cremas ya sean hidratantes, nutritivas o antiedad están compuestas básicamente por una fase acuosa (agua o un hidrolato), una fase oleosa (aceite o grasa) y principios activos específicos para cada caso (aceites esenciales, extractos vegetales, vitaminas, minerales, etc)El agua es uno de los excipientes más utilizados y puede sustituirse por un hidrolato y de esta forma se añaden más principios activos. O ser un agua revitalizada o de manantial con el fin de darle una información positiva. En el INCI lo identificaremos por Aqua o el nombre de la planta y al final las palabras “water”, “destilate” o “aqua”La fase oleosa básicamente deberían ser aceites y grasas vegetales sin desnaturalizar. En los productos convencionales se suelen utilizar sustancias derivadas de la silicona u otros derivados del petróleo como parafinas y aceites minerales, ya que su textura es suave y agradable al aplicarlo. Para conseguir este efecto en cosmética econatural se recurre a veces a los aceites vegetales esterificados que, sin ser perjudiciales, no tienen tantas propiedades como un aceite crudo. La diferencia sería comparable a usar en cocina un aceite virgen o uno refinado. Veamos cómo se indicarían en el INCI unos u otros:*Aceites vegetales naturales: Todos los ingredientes que incluyen el término oil al final (Prunus Amygdalus Dulcis Oil, Olea Europaea Fruit Oil,. etc)*Aceites esterificados: Caprylic Capric Triglyceride, Coco Caprylate Caprate, Oleyl Erucate, Oleyl Linoleate, Decyl Oleate, etc. Los principios activos de los productos de cuidado de la piel son muy diversos en función del objetivo y su origen: aceites esenciales, vitaminas, minerales, derivados de animales, derivados de algas, etc. Las cremas exfoliantes, por ejemplo, suelen incorporar alguna sustancia en polvo que realice una función física de limpieza de la piel. Existen diversos exfoliantes naturales como la arcilla, polvo de hueso de albaricoque, polvo de arroz, sal, azúcar, polvo de bambú, etc. Además, pueden incorporar alguna base detergente suave para limpiar la piel y principios activos vegetales calmantes, regenerantes e hidratantes. Las lociones tienen como base el agua, extractos acuosos y el alcohol a los que se añaden extractos de plantas con acciones básicamente hidratantes. Su formulación es muy simple. Y en el caso de serums y fluidos, las formulaciones son similares a las cremas, pero más ligeras y con una mayor concentración de sustancias activas. Foto izquierda: SÅPER, selección de productos para hidratación & nutrición. Foto derecha: NATURNUA: producto hidratante con aloe vera y caléndula   Comparando dos cremas hidratantes: ecológica certificada y convencional La crema ecológica está compuesta de los siguientes ingredientes:*Aloe Barbadensis Leaf Juice (jugo de aloe vera)*, Olea Europaea Fruit Oil (aceite de oliva)*, Butyrospermum Parkii Butter (manteca de karité)*, Cetearly Glucoside, Glyceryl Stearate, Caprylic/Capric Triglyceride, Persea Gratissima Oil(aceite de aguacate)*, Helianthus Annuus Seed Oil (aceite de girasol), Sodium Levulinate, Sodium Anisate, Tocopherol, Rosmarinus Oficcinalis Leaf Oil (aceite esencial de romero)*, Limonene**, Linalool**En esta crema, la parte acuosa es jugo de aloe, es decir, no es solo agua, que sí es el componente principal de muchos cosméticos, así se suma al agua las propiedades hidratantes del jugo de aloe. Por otra parte, se ve que los ingredientes que están en mayor porcentaje en la fórmula, los que están más arriba en la lista, son ingredientes de origen agrario y procesados mediante métodos físicossencillos. Además, todos los ingredientes que están marcados con un* son ecológicos (proceden de cultivos ecológicos certificados). El aceite esencial de romero es el ingrediente perfumante. Los ingredientes marcados con dos ** son alérgenos de obligada declaración que contiene el aceite esencial.Respecto a los otros componentes: el Cetearyl Glucoside es un emulsionante, el Glyceryl Stearate se usa para controlar la viscosidad, el Caprylic/Capric Triglyceride también ejerce una función emoliente, además de otras como la de ser solvente, es decir, que ayuda a que la mezcla de ingredientes salga bien; el tocoferol es un antioxidante y los conservantes que lleva esta crema: Sodium Levulinate y Sodium Anisate, también son de origen natural.Todos estos otros ingredientes que no son aceites, manteca o jugo, son de origen vegetal, y se obtienen mediante métodos permitidos en las normas de cosmética natural, como la hidrogenación o la hidrólisis.  Es decir, que esta crema es 100 % de origen natural. La crema convencional contiene:Aqua, ​Glycerin, ​Cetearyl alcohol, ​Caprylic/capric triglyceride, ​Cetyl alcohol, ​Ceteareth-20, ​Petrolatum, ​Potassium phosphate, ​Carbomer, ​Dimethicone, ​Behentrimonium methosulfate, ​Sodium lauroyl lactylate, C10-30 Alkyl Acrylate Crosspolymer, ​Sodium hyaluronate,  Vitis Vinifera Leaf Extract, Propylene

Leer completo »

¿AFECTAN LAS MODIFICACIONES EN EL REGLAMENTO DE COSMÉTICA A LOS PRODUCTOS ECONATURALES?

La respuesta corta es: afectan muy poquito, por no decir nada, porque las actuales restricciones y prohibiciones que la Comisión Europea se tratan principalmente de limitar el uso de ciertos ingredientes que la cosmética econatural siempre ha considerado tóxicos y nunca ha utilizado.   El Reglamento (CE) nº 1223/2009 que regula a los productos cosméticos de la UE está en constante cambio. Las formulaciones de los productos implican a una amplia gama de sustancias cuyo impacto sobre la salud de las personas y el medio ambiente provoca cambios en la legislación ya sea para restringir su uso, para prohibirlo o para obligar a determinadas indicaciones en el etiquetado. Pero, aunque parezca difícil de creer estos cambios son mucho más lentos de los que el sentido común impondría. Pueden pasar años desde que se empieza a sospechar de la toxicidad de un determinado ingrediente hasta que el reglamento recoge su prohibición, y más años en ver tal ingrediente desaparecer definitivamente del mercado, teniendo en cuenta que la Comisión suele dar un plazo largo para que la industria se adapte y elimine completamente de sus fórmulas un nuevo ingrediente prohibido.Las personas consumidoras podemos creer que la legislación vela por nuestros intereses, pero la lentitud de los procedimientos juega en nuestra contra, especialmente cuando se trata de sustancias que se acumulan en nuestro organismo o en el medio ambiente y tienen efectos a largo plazo.Por suerte tenemos una opción que nos mantiene al margen de vernos afectados por la poca operatividad de los mecanismos de protección que nos ofrecen las autoridades europeas, que es elegir cosmética econatural certificada. La certificación es un proceso voluntario para las empresas que deciden asumir una normativa mucho más estricta basada en evitar todos aquellos ingredientes sobre los que existen sospechas de ser perniciosos para la salud y el medio ambiente y que, a la larga, serán prohibidos en la normativa oficial.Con la ayuda de Estela Cuadrado, fabricante de cosmética ecológica, creadora de la marca Ártica y divulgadora, vamos a repasar las últimas modificaciones importantes del reglamento para demostrar la lentitud del procedimiento y analizar cómo afecta a los cosméticos econaturales. Foto izquierda: elaboración mascarilla, Lamia. Derecha: Secando flor de árnica. Taüll Organics RESTRICCIONES O PROHIBICIONES LEGISLADAS EN 2023Prohibición de los microplásticosEl Reglamento (UE) 2023/2055 de la Comisión de restricción de los microplásticos añadidos intencionalmente a los productos, afecta a todos los sectores, no solo a la cosmética.En el caso de la cosmética la prohibición no será efectiva hasta el 16.10.2027 para productos que se aclaran (champú, gel de baños, etc.); hasta 16.10.2029 para las fragancias y productos destinados a permanecer en contacto prolongado con la piel y hasta 16.10.2035 en el caso de maquillaje, pintalabios y laca de uñas, aunque a partir de 2031 deberán indicar en la etiqueta que contiene microplásticos.En cosmética econatural nunca se han necesitado los microplásticos, como manifestaron el año pasado en una carta abierta a la Comisión Europea varias marcas de cosmética, entre ellas Weleda; cuando precisamente el argumento de la industria convencional para convencer a la Comisión de que son necesarios plazos tan largos para su prohibición total es que no se pueden fabricar ciertos productos cosméticos sin microplásticos.Dentro de esta prohibición se incluye también el uso de purpurina, pues ésta aplica a “todas las partículas de polímeros sintéticos inferiores a cinco milímetros que sean orgánicas, insolubles y resistentes a la degradación”. Por lo tanto, afecta a la que está elaborada con plástico no biodegradable, que era lo más habitual hasta ahora. No afecta a la fabricada con otros materiales inorgánicos (metal, cristal), naturales, biodegradables o solubles en agua. En cosmética natural nunca se ha usado la purpurina plástica. Prohibición de algunas sustancias que se consideran carcinógenas, mutágenas o tóxicas para la reproducciónEn 2023 la Comisión publicó el Reglamento (UE) 2023/1490 por el que se modifica el Reglamento (CE) 1223/2009. En total se prohíben 30 sustancias entre las que se incluye la benzofenona que es un filtro solar muy utilizado y está en vigor desde el 1 de diciembre de 2023.Hay una serie de ingredientes en cosmética que se consideran cancerígenos, mutágenos y/o tóxicos para la reproducción (los CMRs) o bioacumulativos, tóxicos específicos para órganos concretos o alérgenos respiratorios. Continuamente se publican nuevos reglamentos que modifican al Reglamento de cosmética para eliminar o restringir los ingredientes que se pueden usar.Esta es la última de las modificaciones que prohíbe o restringe ingredientes en cosmética. En el 2022 se publicaron cuatro reglamentos distintos que modificaron el Reglamento CE 1223/2009 añadiendo nuevas prohibiciones o restricciones de ingredientes cosméticos.En estos momentos está en desarrollo una nueva modificación del reglamento, más profunda que las anteriores, pero se estima que la fecha del primer borrador de este reglamento sea para el 2025 y que no entre en vigor hasta el 2026.El proyecto de reglamento incluye la prohibición del 4-Metilbencilieno Camfora y restricciones para los compuestos de Vitamina A (Retinol, Acetato de Retinilo y Palmitato de Retinilo), Ácido Kójico, Daidzeína, Genisteína, Arbutina, Alfa- Arbutina, Triclosán y Triclocarbano. Por otra parte, hay una novedad en la legislación que afecta a todos:Regulación respecto a las sustancias con posible potencial alergénicoEsta sí afecta a todo tipo de productos, naturales o no, pero es un requisito sobre la información disponible para los consumidores, no sobre restricción de sustancias.Actualmente hay 26 alérgenos (mayormente presentes en perfumes y aceites esenciales) que los fabricantes de cosmética están obligados a declarar en la etiqueta. El Reg. UE 2023/1545 de 26.07.2023 aumentó esta cifra a 81 sustancias. Hasta el 16.08.2026 se pueden seguir etiquetando productos cosméticos declarando solo alguno de los 26 alérgenos si están presentes y hasta el 16.08.2028 podrán encontrarse en el mercado productos etiquetados según la legislación antigua.Con respecto a la cosmética natural: de los 26 alérgenos a declarar hasta ahora, hay algunos que no son naturales, por lo que nunca se pueden encontrar en las etiquetas de la cosmética natural auténtica. Ahora pasará lo mismo, pero ampliado a más nombres, pues de estos 81 alérgenos, algunos son naturales y otros no.Y finalmente,

Leer completo »
Scroll al inicio